ENERYOU, EL GAS ESPAÑOL MÁS BARATO PARA PYMES Y GRANDES EMPRESAS

Horno de gas o eléctrico, ¿cuál escoger para tu negocio?

Si tu negocio utiliza gas natural, Eneryou tiene la mejor tarifa de gas natural para autónomos, PYMES y empresas. La más barata, de origen 100% español y más sostenible.

Horno de gas o eléctrico, ¿cuál escoger para tu negocio?

En el mundo culinario, la elección entre un horno de gas y un horno eléctrico no es solo una cuestión técnica; es una decisión que puede tener un impacto significativo en la eficiencia operativa, los costos y, en última instancia, en el éxito de un negocio en el sector alimentario. La cocina industrial es un entorno dinámico donde la precisión y la versatilidad son esenciales, y cada equipo seleccionado desencadena una serie de consideraciones que van más allá de la simple preparación de alimentos.

La evolución tecnológica en el ámbito de la gastronomía ha presentado a propietarios de restaurantes y amantes de la industria alimentaria un abanico de opciones, cada una con sus propias ventajas y desafíos. Desde los tradicionales hornos de gas que han sido pilares en la cocina comercial hasta los modernos hornos eléctricos que prometen eficiencia y control preciso de la temperatura, la elección entre estos dos sistemas puede convertirse en un dilema significativo.

Desde Eneryou nos sumergimos en las complejidades de la comparación de hornos, desentrañando las características distintivas, los beneficios operativos y los posibles desafíos asociados con cada opción. Desde la eficiencia energética de hornos hasta la flexibilidad de uso, exploraremos cómo estas decisiones pueden impactar en la productividad, sostenibilidad y rentabilidad de tu negocio gastronómico. Entra en el fascinante mundo de los hornos de cocina y descubre cuál de estas tecnologías se alinea mejor con las necesidades específicas de tu cocina industrial.

Horno eléctrico

Los hornos eléctricos son los más novedosos y una opción bastante asequible para la cocina de tu negocio. Estos han revolucionado la forma en la que se aborda la cocción en las cocinas modernas, introduciendo una tecnología eficiente y versátil. 

Este tipo de hornos son dispositivos electrodomésticos de cocción que emplean resistencias eléctricas para generar calor. Esta electricidad fluye a través de estas resistencias, convirtiendo la energía eléctrica en calor radiante, aumentando la temperatura del aire interno del dispositivo, que es distribuido de manera uniforme en el interior del horno. Este puede circular por el electrodoméstico de forma natural, como un horno convencional, o ser distribuido a través de unos ventiladores, como un horno de convección.

Este método de cocción proporciona un control preciso de la temperatura y unos tiempos de cocción más consistentes en comparación con algunos hornos de gas. Por esta razón, el horno eléctrico se ha convertido en una de las tendencias en tecnología de hornos a nivel doméstico por su versatilidad y sistemas tecnológicos de programación, aportando comodidad.

Desventajas del horno eléctrico

Aun así, no hay que olvidar que, como cualquier aparato eléctrico, este tipo de horno puede conllevar una serie de desventajas:

    • Costos de operación. Aunque los hornos eléctricos pueden ser más eficientes energéticamente, la electricidad suele ser más costosa que el gas, por lo que puede dar como resultado costos operativos más altos a largo plazo.
    • Tiempo de recuperación. En algunos casos, los hornos eléctricos pueden tener un tiempo de recuperación más lento después de abrir la puerta, ya que la electricidad tarda más en restablecer la temperatura deseada en comparación con los hornos de gas.
    • Problemas con los generadores. Algunos generadores de energía no tienen tanta capacidad como para poder dar suministro a hornos eléctricos, por lo que tener una reserva de energía no asegura resolver los posibles cortes de energía.
    • Dependencia de la energía eléctrica. En situaciones de corte de energía, los hornos eléctricos pueden volverse inoperables, lo que puede representar un desafío en entornos donde la continuidad y el rendimiento de cocción sea esencial.
    • Mayor impacto ambiental. Si buscas sostenibilidad en la cocina, debes ser consciente de que la electricidad trabaja con combustibles fósiles, es decir, con combustibles dañinos para el medio ambiente.
    • Limitaciones de capacidad. La capacidad de los hornos eléctricos puede ser limitada en comparación con los hornos de gas de gran tamaño.   

Ventajas del horno eléctrico

Por otro lado, también son varias las ventajas del horno eléctrico que debes conocer antes de decantarte por comprar un tipo de horno u otro.

    • Precisión de temperatura. Los hornos eléctricos ofrecen un control preciso de la temperatura, lo que es fundamental para la cocción de alimentos delicados que requieren un calor exacto y uniforme.
    • Calor más seco. Aunque parece algo insignificante, los hornos eléctricos tienen un calor más seco, es decir, no tienen vapor de agua por la combustión del gas. Esto tiene como resultado una menor oxidación de los componentes internos del horno.
    • Mayor accesibilidad para limpiar. Los hornos eléctricos son más fáciles de limpiar que un horno de gas. Es más, hay ocasiones en las que estos hornos incluyen herramientas de limpieza.
    • Hornos eléctricos de alta gama. Traen consigo diferentes dispositivos y nuevas tecnologías que ayuda y facilitan la manipulación de este tipo de horno. Por ejemplo, el temporizador que permite establecer el momento exacto en el que quieres apagarlo.
    • Distribución uniforme del calor. La disposición de las resistencias eléctricas en este tipo de hornos permite una distribución uniforme del calor, garantizando así una cocción equitativa en todos los rincones del electrodoméstico.
    • Eficiencia energética. Los hornos eléctricos suelen convertir una mayor proporción de la energía consumida en calor, en comparación con los hornos de gas, que pueden perder calor durante el proceso de combustión. Además, se clasifican en la escala de eficiencia energética entre la A y la G, siendo la A la categoría menos dañina para el medio ambiente.
    • Facilidad de instalación. La instalación de este tipo de hornos tiende a ser más sencilla, ya que no requiere de la conexión a una fuente de gas, facilitando así su ubicación en diversos entornos de la cocina.

Horno de gas

En el universo culinario, la elección entre un horno de gas y sus contrapartes eléctricas ha sido un dilema duradero. Los hornos de gas, fundamentado en una tecnología probada por el tiempo, han mantenido su posición como un pilar esencial en cocinas comerciales y hogareñas.

Estos son dispositivos de cocción que utilizan gas natural o propano como fuente de combustible. La ignición del gas produce una llama que genera calor, y este se distribuye por el horno para cocinar los alimentos de forma uniforme. Al igual que el horno eléctrico, esta combustión se puede distribuir de forma natural (horno convencional) o de forma forzada a través de ventiladores (horno de convección).

Este método de cocción ha sido un estándar de la industria culinaria durante décadas, caracterizado por su potencia y versatilidad. Conozcamos todas las desventajas y ventajas del horno de gas.

Desventajas del horno de gas

Son varias las desventajas que puede tener un horno de gas:

    • Distribución menos uniforme del calor. En comparación con los hornos eléctricos, los hornos de gas pueden tener una distribución del calor menos uniforme, lo que puede requerir servicios profesionales para la instalación.
    • Instalación más compleja. La instalación de un horno de gas puede ser más compleja, ya que requiere una conexión a la red de gas. Esto puede limitar su ubicación en la cocina y requerir servicios profesionales para la instalación. 
    • Mayor producción de humedad. La combustión del gas natural produce vapor de agua como subproducto, lo que puede afectar la textura de ciertos alimentos al cocinarlos.

Ventajas del horno de gas

En contra posición, estas son las ventajas del horno de gas:

    • Potencia del calor. Los hornos de gas son conocidos por su capacidad de alcanzar altas temperaturas rápidamente. Esto los hace ideales para asar, dorar y lograr acabados crujientes en una variedad de platos. 
    • Tiempo de recuperación. Al reducirse el tiempo del precalentado, también se recupera de forma rápida la temperatura del interior del honor una vez se abra la puerta del mismo. 
    • Costos operativos. Históricamente, el gas ha sido una fuente de energía más económica en comparación con la electricidad en muchas regiones. Esto puede traducirse en costos operativos más bajos a lo largo del tiempo, ahorrando hasta un 30% en tu factura energética
    • Control instantáneo de temperatura. Al contrario que algunos hornos eléctricos, los hornos de gas permiten un control instantáneo de la temperatura. La respuesta rápida a los ajustes facilita la adaptación precisa durante el proceso de cocción. 
    • Funcionamiento durante los cortes de energía. Los hornos de gas son independientes de la red eléctrica, lo que significa que pueden seguir funcionando durante cortes de energía, asegurando la continuidad en la preparación de alimentos.

¿Qué horno elegir según las necesidades de tu negocio?

Elegir el horno adecuado para tu negocio es una decisión crucial que puede afectar significativamente la eficiencia y la calidad de tus operaciones culinarias. La elección entre un horno eléctrico y uno de gas dependerá de factores específicos como los costos operativos, la disponibilidad de la energía, la infraestructura de la cocina y las necesidades particulares de cocción y trabajo de cada usuario. Desde Eneryou te ayudamos en la selección de horno para cocinas profesionales, dándote consejos para elegir el horno adecuado.

Una de las primeras impresiones que podemos tener a la hora de escoger un horno es el costo inicial y mantenimiento de hornos. Así, el horno de gas tiene un costo inicial más bajo, pero se deben considerar los costos de instalación y mantenimiento a largo plazo. Así, el horno eléctrico suele tener un costo inicial más alto, pero suele necesitar menos mantenimiento. 

Una de las cuestiones que debes de tener en cuenta antes de elegir un horno de gas o eléctrico es el tipo de alimento y el estilo de cocción a gas vs. cocción eléctrica. Los hornos de gas son perfectos para asados y horneados que requieran de calor seco y una rápida respuesta a cambios de temperatura, además de carnes y platos que requieren de altas temperaturas. Por otro lado, el horno eléctrico es excelente para la repostería, panadería y para aquellos horneados que necesiten un calor uniforme y control de la temperatura más preciso.

También se debe tener en cuenta el volumen de producción. Un horno de gas puede ser más adecuado para negocios de alto volumen debido a su capacidad para alcanzar rápidamente temperaturas elevadas. Y un horno eléctrico es eficiente para operaciones de menor escala y aquellas que requieren un control preciso de la temperatura, pudiendo ser perfecto para un uso doméstico. 

No hay que olvidarse de las consideraciones ambientales. Algunos modelos de horno de gas pueden producir emisiones, aunque existen opciones más limpias, como el hidrógeno azul. Por otro lado, el horno eléctrico puede considerarse más ecológico, especialmente si la electricidad proviene de fuentes renovables. 

Como se ha comentado anteriormente, el consumo de cada tipo de horno es completamente diferente. Y, por consecuencia, lo que consume cada uno también, aunque esto dependerá del uso que se le dé al propio electrodoméstico. Si el horno va a estar encendido durante mucho tiempo y este es eléctrico, la factura de la luz puede ser muy alta.

En última instancia, la elección entre un horno de gas y uno eléctrico dependerá de tus necesidades operativas específicas, tu presupuesto y las condiciones locales. Evalúa cuidadosamente cada factor antes de tomar una decisión que respalde el éxito y la eficiencia de tu negocio culinario. 

Teniendo en cuenta estas consideraciones, podrás escoger el horno perfecto para tu negocio y, también, para el uso doméstico de horno de gas. Aun así, si necesitas más información sobre este aspecto, no dudes en ponerte en contacto con nuestros profesionales y expertos de Eneryou que estarán encantados de asesorarte.

 

Si tu negocio utiliza gas natural, Eneryou tiene la mejor tarifa de gas natural para el canal HORECA, más barata, de origen 100% español y más sostenible.

Artículos relacionados