ENERYOU, EL GAS ESPAÑOL DE PRODUCTORES LOCALES CON CERO EMISIONES

Cómo almacenar gas natural en España

Si tu negocio utiliza gas natural, Eneryou tiene la mejor tarifa de gas natural para el canal HORECA, más barata, de origen 100% español y más sostenible.

Cómo se almacena el gas natural en España

El gas es un combustible fósil que suele resultar un enigma para muchas personas: ¿es seguro? ¿Cómo se almacena? ¿Cómo se logra que llegue a nuestras casas sin peligro de explosión? Pensamos en el gas como en algo sin materia, que no podemos ver ni tocar, pero la realidad es diferente.

En este artículo vamos a responder a esas grandes incógnitas relativas al sistema gasista español y a cómo se almacena el gas natural, para que te conviertas en todo un experto en la materia.

Cómo funciona el almacenamiento de gas natural 

El gas natural se extrae de yacimientos situados en el subsuelo. Una vez que se realiza la extracción, es transportado a espacios de almacenamiento subterráneo en formaciones geológicas adecuadas, aprovechando la compresión del gas a bajas profundidades y la poca porosidad de estas formaciones. 

Los almacenamientos subterráneos de gas natural se localizan en yacimientos de gas o petróleo ya agotados, también en acuíferos o en cavernas salinas que cumplan las condiciones de porosidad y permeabilidad requeridas para almacenar este tipo de gas. 

El transporte a esos lugares de almacenamiento se realiza a través de gasoductos terrestres y marinos cuando el yacimiento y el lugar de destino están conectados mediante una red de conductos. 

”Algunos gasoductos marinos conectan continentes como el caso de África y Europa, que están conectados cruzando el estrecho de Messina, el estrecho de Sicilia y el de Gibraltar.“

Si no hay una conexión que comunique ambos puntos, el transporte se realiza mediante grandes barcos metaneros o barcos criogénicos, que lo transportan licuado. En este caso, el gas se licúa a una temperatura de unos 160º bajo cero para reducir su volumen y facilitar su transporte.

Una vez que los barcos llegan a puerto, el gas líquido es almacenado en grandes depósitos donde permanece a la espera de ser regasificado e introducido en las redes de distribución, cuando lo exija la demanda. 

En el caso de España, la proporción de almacenamiento en estos tanques es muy superior a otros países, dado el elevado porcentaje de importaciones y dada la relativa escasez de formaciones geológicas aptas para albergar almacenamientos subterráneos.

El tráfico marítimo de gas natural en el mundo se realiza con unos 70 barcos de grandes dimensiones, teniendo algunos de ellos una capacidad de hasta 136.000 m³. Se trabaja en la creación de buques con una mayor capacidad.

Tipos de almacenamientos de gas natural 

El almacenamiento de gas es fundamental porque permite un margen de acción entre el suministro y la demanda, en los países en los que es consumido. El propósito final es el de satisfacer la demanda estacional, siendo almacenado en periodos donde la demanda es baja, e inyectado desde ese almacenamiento a las redes de distribución en los periodos de mayor demanda, como suele darse en los meses de invierno.

Existen principalmente tres tipos de almacenamiento de gas natural

Almacenamiento a largo plazo

El gas se almacena durante el verano y se reinyecta a la red de distribución durante el invierno, así de sencillo.

Almacenamiento a medio plazo

Con ciclos de almacenamiento y reinyección más cortos, permite una reacción más ágil ante la demanda. ¿Qué quiere decir? Básicamente que cuando la demanda es baja o el precio en la red es bajo se almacena y cuando las condiciones son más propicias se redistribuye.

Almacenamiento a corto plazo 

Este tipo de instalación en tierra almacena Gas líquido condensado desde la red de distribución. Cuando es necesario, el gas licuado puede ser regasificado y devuelto a la red.

Cada opción de almacenamiento subterráneo ofrece diferentes beneficios según la facilidad y flexibilidad que requiera el país. Una mezcla de diferentes instalaciones de almacenamiento es ideal para ofrecer un abanico de posibilidades de almacenamiento estratégico, para su consumo a largo plazo y rápida respuesta a corto plazo.

Así se almacena el gas natural en España

La primera planta de almacenaje y regasificación que se construyó en España fue la del Puerto de Barcelona, que data del año 1969. Ocupa una superficie de 160.000 m².

Las instalaciones iniciales consisten en dos tanques de 40.000 m³, y el primer cargamento de 5.000 m³ (2.500 toneladas) llegó de Argelia.

La capacidad de almacenaje actual es de 540.000 m³ de gas natural licuado, y la capacidad de regasificación es de 1.800.000 m³/h de gas natural. En el muelle pueden atracar barcos de hasta a 80.000 m³.

España sigue a la cabeza de la Unión Europea tanto en número de plantas —seis— como en capacidad de almacenamiento de Gas natural licuado (38%) y vaporización con el 32% del total. La capacidad total de almacenaje es de 2,2 millones de m³ de Gas natural licuado y de 1.908 GW al día de producción, con una capacidad de emisiones de 4,1 millones de m³/h.

Beneficios de contar con yacimientos y almacenes de gas natural en España 

La historia del gas en España se remonta a los años 60, cuando comenzó la producción en el yacimiento de Castillo en Álava. En los años 80 comenzó también la producción en el yacimiento de Jaca-Serrablo en Huesca, en Gaviota y en Albatros, en el mar Cantábrico. Además de unos pequeños yacimientos en el valle de Guadalquivir; y a finales de los 90 se inició la producción en Poseidón, en el Golfo de Cádiz. 

Todos estos yacimientos han producido unos 14.000 millones de metros cúbicos de gas, principalmente el situado en campo Gaviota, un yacimiento que fue reconvertido en los 90 en almacén estratégico de gas. La misma suerte corrió el yacimiento de Jaca-Serrablo.

En la actualidad existen en España dos explotaciones: 

    • En el valle del Guadalquivir, en Carmona (Sevilla) llamada El Romeral, donde el gas producido es utilizado para la generación de energía eléctrica.
    • El yacimiento de Viura en La Rioja, desde el que en Eneryou proveemos de gas natural a las empresas que apuestan por el gas Km 0.

En España se producen actualmente unos 92.000 metros cúbicos al día, que es una pequeña parte de lo que se consume en nuestro país a diario, pero que supone una huella muy positiva para el medio ambiente y, en términos de responsabilidad medioambiental, para las empresas a las que proveemos de nuestro servicio de gas natural.

Si cuentas con un negocio dentro del canal HORECA, es posible que aun a día de hoy tengas dudas de qué tipo de gas elegir para el funcionamiento del mismo, teniendo en cuenta precios del mercado, consumo medio, impacto ambiental… 

Desde Eneryou no solo contamos con las mejores tarifas de gas natural para el canal HORECA, sino que además te garantizamos que, al ser gas español Km 0, la huella de carbono de tu negocio, se reduce de forma abismal.

Te preguntarás, ¿cómo es posible que el gas Km 0 sea mejor para el medio ambiente?. Es muy sencillo: el gas natural de Km 0 hace referencia al gas natural que solamente proviene de yacimientos nacionales. Esto garantiza que no tenga emisiones de CO₂ asociadas al transporte. Este gran detalle permite que certifiquemos que nuestro gas natural es un 78% menos contaminante que el del resto del gas natural que se comercializa en España

¿Estás preparado para dar un salto cualitativo en el consumo energético y abaratar los costes de tu negocio? ¡Contáctanos! Te informaremos de todos los detalles.

Si tu negocio utiliza gas natural, Eneryou tiene la mejor tarifa de gas natural para el canal HORECA, más barata, de origen 100% español y más sostenible.

Artículos relacionados

Si aún no eres cliente,
te llamamos.

    O llámanos GRATIS

    900 900 129

    Si aún no eres cliente,
    te llamamos

      O llámanos GRATIS

      900 900 129